Buscar
  • ALEJANDRO VARGAS SHIELD SECURITY

¿Cómo enfrenta la propiedad horizontal al Covid-19?





Llevamos casi dos meses viviendo en confinamiento y en este tiempo, han surgido múltiples dudas sobre el curso que tomará el país frente a esta crisis de salud. La propiedad horizontal también ha tenido que adoptar diferentes protocolos para PROTEGER la salud de los residentes y de todo el personal que conforma estas comunidades, para así evitar la propagación del COVID-19.

¿Pero cómo lo está enfrentado?

El Ministerio de Salud y Protección Social, publicó el 24 de abril la Resolución 666 de 2020 en la cual adapta un protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo del Covid-19 y es allí donde nos hacen unas recomendaciones especiales de autocuidado y de cuidado colectivo que aplica para los copropietarios y administradores de la propiedad horizontal. Con el fin de enfrentar esta situación de la manera más efectiva.


En esta resolución encontramos 5 artículos debidamente reglamentados donde especifican los protocolos que se deben tener en cuenta para evitar la propagación del virus. A continuación, encontrará las obligaciones de los COPROPIETARIOS y ADMINISTRADORES, lo invitamos a conocerlas y a ponerlas en práctica.


Obligaciones para los para los COPROPIETARIOS y RESIDENTES:

1. Recibir domicilios únicamente en la portería.


2. Notificar inmediatamente a la EPS si alguien presenta síntomas de COVID-19.


3. Cumplir el protocolo de autocuidado con el lavado de manos y elementos de protección.


4. Mantener a los niños en lo posible dentro de la vivienda.


5. Evitar visitas a otros apartamentos, reuniones sociales dentro y fuera de la unidad.


6. Designar a un miembro adulto de la familia para recibir domicilios en la portería.


Obligaciones para los ADMINISTRADORES y CONSEJOS de administración.

La administración y el consejo del edificio o conjunto deben reunirse con los guardas de seguridad, personal de servicios generales y proveedores, para informar qué es el COVID-19, y el porqué se deben tomar medidas de limpieza y desinfección de las áreas comunes.

Aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección de pisos, ascensores y botones de control, pasamanos de escaleras, manijas, cerraduras de puertas, timbres, citófonos, rejas y entradas principales peatonales.

En las carteleras informar sobre las medidas de prevención y mitigación del COVID-19.

Los niños deben mantenerse en lo posible dentro de la vivienda y en caso de uso de las áreas comunes garantizar la disponibilidad de gel antibacterial.

Prohibir reuniones o eventos sociales (restringir al máximo el uso de salones sociales y comunales).

Articular el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo con los de proveedores de servicios de la propiedad horizontal.

Restringir el acceso a la propiedad horizontal de domicilios, preferiblemente designar un adulto que los reciba en portería.

En caso de que un residente presente síntomas de COVID-19, notifique a los teléfonos establecidos por la autoridad de salud de la ciudad.

Establecer protocolos de información ante cualquier sospecha de un evento por COVID-19, y de limpieza y desinfección del recorrido realizado por el enfermo de COVID-19.

Vigilantes, personal de servicios generales y proveedores de la propiedad horizontal deben utilizar los elementos de protección personal como tapabocas o máscaras, siempre que el desarrollo de sus actividades implique contacto a menos de un metro de las personas. Se debe promover el lavado de manos frecuente.

Capacitar al comité operativo de emergencia en la prevención y mitigación de COVID-19.

Restringir las labores de mantenimiento al interior de las viviendas con personal externo.


¡IMPORTANTE!



Las obligaciones que se deben cumplir por parte de la administración son mayores y con un nivel de rigurosidad alto, como corresponsable en evitar que el Covid-19 llegue a su conjunto residencial.


¿Qué pasa con los cobros por concepto de administración durante esta época?

Los cobros por concepto de cuotas de administración se mantienen exactamente iguales a como venían antes de que comenzara la crisis. La razón es que corresponden a rubros establecidos presupuestalmente en los que la copropiedad sigue teniendo responsabilidad contractual. Con estos dineros se pagan los salarios del personal de administración, contabilidad, la empresa de vigilancia, servicios públicos y otros proveedores permanentes. Es fundamental mantener al día estas obligaciones, para que la copropiedad no se vea afectada y la calidad de vida dentro el conjunto no cambie negativamente.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo